Otro

El restaurante Au Fudge de Jessica Biel es demandado por presuntamente robar propinas

El restaurante Au Fudge de Jessica Biel es demandado por presuntamente robar propinas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Una nueva demanda alega que la actriz Jessica Biel y sus socios comerciales en Au Fudge en los Angeles robó más de $ 430,000 en propinas a sus empleados, además de negarles las pausas para comer y descansar. Según documentos judiciales obtenidos por la revista People, nueve ex empleados están demandando a Biel y a otros propietarios de restaurantes, Estee Stanley, Joey González, Kimberly Muller y Jonathan Rollo, después de que no pagaron a los trabajadores la propina del 22 por ciento cobrada por eventos privados en el niño. -Comedor amigable.

“A cada uno de ellos se les convirtieron injustamente las propinas y se les negaron indebidamente las pausas para comer y descansar, la compensación por horas extra y los salarios ganados en virtud de diversas prácticas ilegales de nómina”, afirma la demanda. “Los acusados ​​cobraron cientos de miles de dólares en propinas a clientes privados y convirtieron dichas propinas para ellos mismos con el fin de llenarse los bolsillos y privar a los demandantes de su compensación en violación de la ley”.

La exdirectora de eventos de Au Fudge, Alexandra Desage, no figura como demandante en la demanda, pero dice que sí confrontó al copropietario Jon Rollo sobre cómo la administración del restaurante se embolsó las propinas del personal. Informes de The Blast que Rollo desestimó las preocupaciones de Desage y dijo: "No creo que lo entiendas. No te preocupes por eso ".

People informa que los demandantes buscan $ 430,100 en propinas faltantes y $ 31,549 en descansos perdidos, además de $ 1,000,000 en daños punitivos. La suma de las propinas proviene de eventos de la industria en el restaurante para empresas como Netflix y Amazonas. Un evento de Netflix en julio de 2016 con una factura de $ 80,220.19 incluyó $ 13,271.50 en "propina" que los empleados dicen que nunca recibieron.

Muchos restaurantes cobran una propina estándar para las fiestas grandes, pero incluso cuando la propina no está detallada en la factura, es importante comprender lo que se espera de usted como cliente, sin importar en qué parte del mundo se encuentre. Aquí está la guía completa sobre propinas en el extranjero: hoteles, restaurantes, taxis y más.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas impagas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas impagas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero han tomado la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas impagas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero aceptaron la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


El restaurante de Jessica Biel es demandado por trabajadores por robo de salario

Las celebridades no siempre son los mejores restauradores, solo pregúntale a Eva Longoria o Flavor Flav. Pero al menos esperarías que les pagaran a sus empleados adecuadamente y les transmitieran las propinas que esos empleados ganaron.

Pero nueve empleados actuales y anteriores del restaurante Au Fudge de Jessica Biel en Los Ángeles están demandando a la actriz y a otros cinco socios en el negocio, alegando que se les negaron las propinas y los descansos. Y están pidiendo al menos un millón de dólares.

La mayor parte de los ingresos de Au Fudge, que, como informó Radar Online, aún no ha obtenido ganancias, provino de eventos privados o las llamadas "adquisiciones" de empresas como Amazon, Netflix y otras. Y, como cualquier grupo grande que va a un restaurante, se les cobró propina automática, normalmente el 22 por ciento, que llegó a $ 14,630 en el caso de Amazon y $ 13,271.50 para Netflix. Pero los demandantes afirman que nunca vieron ni un centavo de esos consejos, y supuestamente el copropietario Jon Rollo les dijo: "No se preocupen por eso".

La demanda afirma que los empleados sufrieron un cortocircuito de alrededor de $ 430,100 en propinas de los eventos especiales y perdieron $ 31,549 adicionales en descansos que afirman que el restaurante les negó. También piden al menos $ 1,000,000 en daños punitivos.

Los nueve empleados que presentaron la demanda fueron supuestamente parte del equipo que abrió Au Fudge, "adultos jóvenes nuevos en la fuerza laboral y nuevos en Los Ángeles", que trabajaban en el restaurante "como una forma de salir adelante" mientras "intentaban comenzar. una carrera en la industria del entretenimiento ". "Los demandantes no estaban familiarizados con los derechos de los trabajadores", sostiene la demanda, "y estaban mal preparados para lidiar con las violaciones de sus derechos en el lugar de trabajo".

Pero aceptaron la demanda por robo de salario como peces en el agua, con recibos de las propinas no pagadas y declaraciones juradas que atestiguan que la administración y la propiedad desestimaron sus reclamos. Biel y sus socios no hicieron comentarios sobre la demanda.


Ver el vídeo: Jessica Biel Spills on Inspiration for Au Fudge Restaurant. Celebrity Spotlight. E! News (Agosto 2022).